La salida al mercado de cualquier producto de Laboratoris Dicadia responde a una trazabilidad de formulación, que comienza por el estudio de la fisiopatología de la piel, continua con el análisis Fitoterapéutico de los activos, selección de las materias primas más adecuadas y por último termina con la formulación del preparado.

La Fisiopatología permite conocer las funciones de la piel, los agentes que la desequilibran y las patologías a las que se ve sometida, mientras que la Fitoterapia analiza los efectos que los principios activos de origen vegetal tienen sobre la Salud. El dominio de ambas disciplinas permite identificar y elegir los activos más adecuados para cada preparado.

La selección de las materias primas de origen vegetal se realiza mediante técnicas de análisis de laboratorio, como la cromatografía de gases y la espectrometría de masas, que determinan cualitativa y cuantitativamente los principios activos contenidos en los sustratos analizados.

El proceso de creación de un producto finaliza con la formulación del mismo, que establece la relación idónea entre activos y excipientes, consiguiendo la máxima efectividad en el tratamiento y la galénica más estable.